¿Qué retos vienen para la industria del entretenimiento? Mario Bonilla comparte su opinión

En RadioNotas platicamos con Mario Bonilla, quien durante 25 años de trayectoria se ha destacado por su entrega y profesionalismo en la organización de eventos, contratación y desarrollo de talentos artísticos. Descubre todo lo que el Presidente y Fundador de ‘MA Talent Agency’ compartió para nuestra sección ‘Conoce un poco más de…’.

¿Qué ha implicado el generar credibilidad y hacerse de un lugar respetado en esta industria tan competida?

La credibilidad se ha generado a través de los años, cumpliendo con los artistas y con las fechas. Al ser un medio tan pequeño es difícil fallar, porque de hacerlo todos los que estamos en la industria lo vamos a saber y ponemos en juego nuestra carrera. También puedo decir que prácticamente todas las agencias nos conocemos, por lo que pareciera que somos una hermandad más que una competencia; la industria del entretenimiento es un medio muy noble.

Por otro lado; creo que una parte muy importante del desarrollo de las personas que estamos detrás del artista, sin duda, es la red de contactos y conexiones que vamos adquiriendo a través de los años. Aprendí lo que creo que una universidad no puede enseñar, aprendí a coger al toro por los cuernos y creo que es algo valiosísimo que podemos ir transmitiendo a las personas que se quieren dedicar al medio del entretenimiento.

¿Cuál es el principal cambio que ha tenido la industria en cuanto al desarrollo de un talento artístico?

Lo que ha cambiado en estos años es la manera en la que se le hace llegar a la gente el contenido musical o actoral, creo que el posicionamiento de un artista para que pueda existir la comercialización depende mucho de la exposición que éste tenga. Anteriormente los talentos llegaban a través de la radio, una telenovela, programas de revista o musicales; hoy el público se ha dividido entre los medios tradicionales y plataformas digitales.

Sin duda la radio y la televisión siguen teniendo impacto, pero el talento ha tenido que buscar otras opciones. Aunque es un tema muy sabido y es un secreto a voces, el tema de los vetos tuvo que desaparecer de las televisoras, porque los talentos estaban ávidos de buscar lugares de exposición. Hay talentos que en México no son aprovechados; figuras como Mark Tacher y Kate del Castillo han tenido que salir a buscar otras plataformas para promover su trabajo, para poder grabar lo que la gente quiere ver. Hoy tal vez la telenovela de las 9 PM no cause tanto impacto como la espera de una serie de Netflix, por lo que las casas castineras han tenido que ver la manera de mover a sus talentos y se van a grabar a otros países.

Hablando de lo musical, anteriormente la gente iba a ver al artista que escuchaba en el tema de una telenovela o que veía constantemente en la televisión. Hoy se han cerrado los espacios y eso pone en una posición difícil a los artistas nacionales, lo cuales anteriormente se creaban a partir de su exposición en la televisión.

Estamos por empezar una nueva década ¿Qué retos vienen para la industria del entretenimiento?

Tenemos que estar dispuestos al cambio y ser parte de él, nos tenemos que ajustar a lo que el público hoy está pidiendo. También debemos ajustarnos a los cambios que tendrán los lanzamientos que vamos a desarrollar; por ejemplo, cuando tuve la oportunidad de colaborar con Yuridia, aunque ella venía saliendo de un éxito muy fuerte en La Academia, el hecho de que ella continuara en la empresa que prácticamente la vio nacer, iba a significar un retroceso en su carrera, por lo que tuvo que estar dispuesta al cambio para poder continuar, sin importar lo difícil y doloroso que esta decisión fuera.

Creo que las televisoras están teniendo un proceso muy difícil de adaptación al cambio, porque se vino muy rápido y creo que es algo que no se esperaban que fuera así. Sin embargo, estoy seguro de que tanto Televisa como TV Azteca nos abrirán nuevas plataformas para poder promover a nuestros talentos.

Mientras que en la parte musical, debemos buscar llegar y generar audiencia en los métodos actuales para que se logre el objetivo de la comercialización, siendo ésta la meta final en donde el artista crece su carrera y recibe el pago a su trabajo.

‘Conoce un poco más de…’

Mario Bonilla era tan sólo un niño cuando ya recorría los pasillos de Televisa Chapultepec debido a que su padre, el señor Abraham Bonilla, trabajó 35 años en la televisora, estando desde el primero hasta el último programa de ‘Siempre En Domingo’. Con un mundo de oportunidades ante él, a los 12 años Mario Bonilla inició como mensajero en los programas del productor Jorge Ezquerro, para después convertirse en asistente en la coordinación artística de los emblemáticos Festivales del Día del Niño ‘Por Un Mundo Feliz’ producidos por Gabriel Vázquez Bulman, en donde carros alegóricos y las estrellas del momento recorrían el Paseo de la Reforma, adquiriendo así importantes herramientas de producción y relaciones públicas para continuar con su desarrollo en el mundo del entretenimiento.

A sus 18 años Bonilla ya colaboraba en el debut actoral de Daniela Luján, en la telenovela ‘Luz Clarita’. Más tarde incursiona en el teatro, coordinando obras en donde participaron figuras como Carlos Bonavides, Luis de Alba y las gemelas Ivonne e Ivette.

Con toda la experiencia que desde temprana edad fue construyendo, Bonilla incursiona como manager de La Factoria, Bermudas y Climax, así como en la gira del grupo Mach & Daddy por tierras mexicanas; siendo su mentor en todo lo que implica el área artística, Alberto García “Chencho”.  Además de manejar las relaciones públicas de algunos de los ex participantes del primer Big Brother en México, programa que se convirtió en un fenómeno y abrió la puerta para los llamados Reality Show.

El productor Alexis Núñez le abrió en este trayecto varias veces la puerta para colaborar en sus programas, siendo ‘Sabadazo’ la oportunidad para el desarrollo de talentos como el de Lore Lore y Mike Salazar. En 2015, Mario Bonilla fue convocado por Carlos Latapí, el reconocido Fotógrafo de las Estrellas, para formar parte del listado de las 100 personalidades del medio artístico en México. Bonilla también ha sido un elemento clave para negociar proyectos entre los artistas y grandes empresas como Univisión y Netflix, encargándose de la participación de La Chilindrina en los promocionales de la segunda temporada de ‘Stranger Things’.

Mario Bonilla continúa ampliando su expertise en la planeación y organización de eventos, así como en la contratación, representación y desarrollo de artistas. Asimismo, dará continuidad al legado familiar; pues ya se encuentra preparando a su hijo, Jacobo Bonilla, para que incursione en la industria del entretenimiento, siendo la próxima producción de Rubén Galindo el espacio para que esto ocurra.

Actualmente la agencia líder del medio del espectáculo, ‘MA Talent Agency’, se encuentra asesorando la carrera de la versátil actriz, cantante y bailarina, Niurka.

En RadioNotas platicamos con Mario Bonilla, quien durante 25 años de trayectoria se ha destacado por su entrega y profesionalismo en la organización de eventos, contratación y desarrollo de talentos artísticos. Descubre todo lo que el Presidente y Fundador de ‘MA Talent Agency’ compartió para nuestra sección ‘Conoce un poco más de…’.

¿Qué ha implicado el generar credibilidad y hacerse de un lugar respetado en esta industria tan competida?

La credibilidad se ha generado a través de los años, cumpliendo con los artistas y con las fechas. Al ser un medio tan pequeño es difícil fallar, porque de hacerlo todos los que estamos en la industria lo vamos a saber y ponemos en juego nuestra carrera. También puedo decir que prácticamente todas las agencias nos conocemos, por lo que pareciera que somos una hermandad más que una competencia; la industria del entretenimiento es un medio muy noble.

Por otro lado; creo que una parte muy importante del desarrollo de las personas que estamos detrás del artista, sin duda, es la red de contactos y conexiones que vamos adquiriendo a través de los años. Aprendí lo que creo que una universidad no puede enseñar, aprendí a coger al toro por los cuernos y creo que es algo valiosísimo que podemos ir transmitiendo a las personas que se quieren dedicar al medio del entretenimiento.

¿Cuál es el principal cambio que ha tenido la industria en cuanto al desarrollo de un talento artístico?

Lo que ha cambiado en estos años es la manera en la que se le hace llegar a la gente el contenido musical o actoral, creo que el posicionamiento de un artista para que pueda existir la comercialización depende mucho de la exposición que éste tenga. Anteriormente los talentos llegaban a través de la radio, una telenovela, programas de revista o musicales; hoy el público se ha dividido entre los medios tradicionales y plataformas digitales.

Sin duda la radio y la televisión siguen teniendo impacto, pero el talento ha tenido que buscar otras opciones. Aunque es un tema muy sabido y es un secreto a voces, el tema de los vetos tuvo que desaparecer de las televisoras, porque los talentos estaban ávidos de buscar lugares de exposición. Hay talentos que en México no son aprovechados; figuras como Mark Tacher y Kate del Castillo han tenido que salir a buscar otras plataformas para promover su trabajo, para poder grabar lo que la gente quiere ver. Hoy tal vez la telenovela de las 9 PM no cause tanto impacto como la espera de una serie de Netflix, por lo que las casas castineras han tenido que ver la manera de mover a sus talentos y se van a grabar a otros países.

Hablando de lo musical, anteriormente la gente iba a ver al artista que escuchaba en el tema de una telenovela o que veía constantemente en la televisión. Hoy se han cerrado los espacios y eso pone en una posición difícil a los artistas nacionales, lo cuales anteriormente se creaban a partir de su exposición en la televisión.

Estamos por empezar una nueva década ¿Qué retos vienen para la industria del entretenimiento?

Tenemos que estar dispuestos al cambio y ser parte de él, nos tenemos que ajustar a lo que el público hoy está pidiendo. También debemos ajustarnos a los cambios que tendrán los lanzamientos que vamos a desarrollar; por ejemplo, cuando tuve la oportunidad de colaborar con Yuridia, aunque ella venía saliendo de un éxito muy fuerte en La Academia, el hecho de que ella continuara en la empresa que prácticamente la vio nacer, iba a significar un retroceso en su carrera, por lo que tuvo que estar dispuesta al cambio para poder continuar, sin importar lo difícil y doloroso que esta decisión fuera.

Creo que las televisoras están teniendo un proceso muy difícil de adaptación al cambio, porque se vino muy rápido y creo que es algo que no se esperaban que fuera así. Sin embargo, estoy seguro de que tanto Televisa como TV Azteca nos abrirán nuevas plataformas para poder promover a nuestros talentos.

Mientras que en la parte musical, debemos buscar llegar y generar audiencia en los métodos actuales para que se logre el objetivo de la comercialización, siendo ésta la meta final en donde el artista crece su carrera y recibe el pago a su trabajo.

‘Conoce un poco más de…’

Mario Bonilla era tan sólo un niño cuando ya recorría los pasillos de Televisa Chapultepec debido a que su padre, el señor Abraham Bonilla, trabajó 35 años en la televisora, estando desde el primero hasta el último programa de ‘Siempre En Domingo’. Con un mundo de oportunidades ante él, a los 12 años Mario Bonilla inició como mensajero en los programas del productor Jorge Ezquerro, para después convertirse en asistente en la coordinación artística de los emblemáticos Festivales del Día del Niño ‘Por Un Mundo Feliz’ producidos por Gabriel Vázquez Bulman, en donde carros alegóricos y las estrellas del momento recorrían el Paseo de la Reforma, adquiriendo así importantes herramientas de producción y relaciones públicas para continuar con su desarrollo en el mundo del entretenimiento.

A sus 18 años Bonilla ya colaboraba en el debut actoral de Daniela Luján, en la telenovela ‘Luz Clarita’. Más tarde incursiona en el teatro, coordinando obras en donde participaron figuras como Carlos Bonavides, Luis de Alba y las gemelas Ivonne e Ivette.

Con toda la experiencia que desde temprana edad fue construyendo, Bonilla incursiona como manager de La Factoria, Bermudas y Climax, así como en la gira del grupo Mach & Daddy por tierras mexicanas; siendo su mentor en todo lo que implica el área artística, Alberto García “Chencho”.  Además de manejar las relaciones públicas de algunos de los ex participantes del primer Big Brother en México, programa que se convirtió en un fenómeno y abrió la puerta para los llamados Reality Show.

El productor Alexis Núñez le abrió en este trayecto varias veces la puerta para colaborar en sus programas, siendo ‘Sabadazo’ la oportunidad para el desarrollo de talentos como el de Lore Lore y Mike Salazar. En 2015, Mario Bonilla fue convocado por Carlos Latapí, el reconocido Fotógrafo de las Estrellas, para formar parte del listado de las 100 personalidades del medio artístico en México. Bonilla también ha sido un elemento clave para negociar proyectos entre los artistas y grandes empresas como Univisión y Netflix, encargándose de la participación de La Chilindrina en los promocionales de la segunda temporada de ‘Stranger Things’.

Mario Bonilla continúa ampliando su expertise en la planeación y organización de eventos, así como en la contratación, representación y desarrollo de artistas. Asimismo, dará continuidad al legado familiar; pues ya se encuentra preparando a su hijo, Jacobo Bonilla, para que incursione en la industria del entretenimiento, siendo la próxima producción de Rubén Galindo el espacio para que esto ocurra.

Actualmente la agencia líder del medio del espectáculo, ‘MA Talent Agency’, se encuentra asesorando la carrera de la versátil actriz, cantante y bailarina, Niurka.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *